13.11.2019

Roto se sacude la crisis y confía en sus propias fortalezas

El Grupo Roto ve la economía supeditada a la política / Se confirman los temores / Las crisis políticas afectan el mercado y el negocio / Las medidas punitivas surten un efecto mundial / “Al final, todos sufren” / 2020 amenaza con una recesión mundial / Las soluciones a los conflictos no tendrán efecto hasta 2021 / El proveedor del sector de la construcción sale airoso / Se espera un ligero aumento de la facturación en 2019 / Buenas perspectivas también en 2020 / La nueva estructura del grupo se consolida según lo previsto

Roto se sacude la crisis y confía en sus propias fortalezas

Bad Mergentheim/Leinfelden-Echterdingen – (rp) “Ha pasado lo que predijimos, pero todavía peor.” Con este mensaje clave, el Dr. Eckhard Keill retomó en el 14º Día Internacional de la Prensa Especializada de Roto la sospecha, expresada un año antes, de que en 2019, diferentes mercados importantes estarían “sometidos a factores externos”. La avalancha mundial de focos de crisis política está causando cada vez más estragos en la economía, según constató el Presidente Único de la Roto Frank Holding AG a mediados de noviembre en Bad Mergentheim (Alemania). A consecuencia de ello, diferentes mercados relevantes de ventanas y puertas sufren bajo una “hipoteca pesada”. Aun así, el proveedor del sector de la construcción ha salido generalmente “airoso” del primer año de su estructura renovada, con el esperado ligero aumento de la facturación. Para 2020, se prevé que se mantenga la tendencia, pese a la elevada probabilidad de una recesión mundial. La situación internacional solo mejoraría en 2021.

Espiral de sanciones subestimada

En sus declaraciones, Keill hizo especial hincapié en los riesgos y los efectos negativos de las condiciones “en las que ninguna empresa puede influir”. A partir de una serie de ejemplos, mostró hasta qué punto “la economía está supeditada a la política”. Mencionó especialmente los conflictos comerciales de EE.UU. con China y la Unión Europea, el “caos del Brexit con final todavía incierto”, las crisis de Siria/Turquía, Hong Kong/China, Irán/EE.UU. y Rusia/Ucrania. A ello se añade todo lo relacionado con el cambio climático y el “elevado potencial de conflicto” que alberga. Las consecuencias directas o indirectas de las crisis son proteccionismo, populismo y descontento social.

Uno de los problemas principales identificados por Keill es la “espiral de sanciones aparentemente imparable”. Los estamentos políticos no saben o no quieren reconocer que las medidas punitivas, como los aranceles, no solo afectan al país contra el que se dirigen, sino que en un mundo globalizado surten forzosamente efectos concretos en casi todos los sectores económicos y empresas. En plata, significa que “las sanciones van a costa del crecimiento, el empleo y la renta”. Si hay algo positivo de esta evolución, es quizá la esperanza de que “las decisiones políticas flagrantemente equivocadas ya están tomadas”. De este modo, el Presidente del Grupo Roto se aventuró a vaticinar para el Reino Unido que después de las elecciones de diciembre, se celebrará un segundo referéndum del Brexit y que el país terminará por no dejar la UE. Las consecuencias negativas del Brexit ya se “están produciendo” en el Reino Unido. En relación a EE.UU., Keill opina que Donald Trump solucionará o cuanto menos reducirá “en un futuro bastante próximo” los conflictos comerciales, por voluntad propia o forzado por las circunstancias, con vistas a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020.

Amarrar un ligero aumento de la facturación

Las considerables tensiones políticas también han hecho mella en mercados y regiones relevantes para Roto en 2019, lastrando en parte el negocio. Sin embargo, a 30 de septiembre, la facturación global había aumentado casi un 1%, de 505,6 a 509,4 millones de euros, reflejando la evolución específica de las tres divisiones. Si Tecnología de Ventanas y Puertas (FTT) se mantiene al mismo nivel del año pasado, Tecnología de Sistemas de Tejados (DST) arroja un crecimiento moderado. La división más joven, Professional Service (RPS), presenta una subida “de acuerdo con las previsiones”.

Dado que no se prevén cambios generalizados para el 4º trimestre, la evolución registrada hasta la fecha puede extrapolarse hasta finales de año. De ahí que Keill considere que “todavía habrá que luchar” por un crecimiento del 1%, pero se terminará consiguiendo. De este modo, se espera para 2019 una facturación del grupo algo superior a los 668 millones de euros (661,8 millones el año pasado), quedando claramente por debajo del crecimiento inicialmente marcado de 3-5%. Ello se debe sobre todo a los retrocesos de los mercados de FTT por motivos políticos.

A nivel de grupo, la relación entre el negocio internacional y nacional se mantiene estable en una proporción de 2 a 1, al igual que la plantilla, que a nivel mundial suma unos 4.900 empleados, con tendencia a la baja. El volumen de inversión de las diferentes divisiones se mueve en el período 2019/2020 al mismo alto nivel, centrándose en la digitalización. Keill admitió una cierta cautela en cuanto a determinadas inversiones debido a los riesgos políticos.

Nueva estructura consolidada

En cuanto al beneficio operativo, el proveedor del sector de la construcción sigue “algo lejos de los niveles satisfactorios” en global. Pero con una “buena evolución” y a base de “grandes esfuerzos”, será posible superar por poco el resultado del grupo del año pasado. Entre otros, deberá tenerse en cuenta como factor especial los costes puntuales causados por la implantación de la nueva estructura.

La nueva estructura de Roto se ha implantado y consolidado según lo previsto, informó Keill. Todos los órganos (los nuevos Consejos de Administración del holding y FTT y el nuevo Consejo Consultivo de DST) están constituidos y las direcciones ejecutivas de las empresas al completo. “El trabajo práctico funciona bien”, destacó el Presidente Único. En la segunda edición de “Up to date”, la revista del proyecto, se informó a inicios de noviembre a la plantilla del estado de las cosas. A mediados de 2020 está previsto un primer “control de experiencias” conjunto. En general, Roto aplica la frase de Confucio: “Si pretendes renovarte, hazlo cada día.”

En su año inicial, el nuevo Grupo Roto se ha afianzado “en líneas generales”; esta fue la conclusión ante a la prensa especializada internacional. Ello se debe sobre todo a los resultados propios. Sin los “constreñimientos políticos”, hubiera sido posible lograr bastante más, especialmente en FTT, según concluyó Keill.

Activos contra la tendencia negativa

Dentro de su mirada hacia el futuro, formuló un pronóstico positivo y otro negativo. El positivo: “Algunas crisis geopolíticas desaparecerán en 2020 debido a un mejor discernimiento o por la presión de los acontecimientos.” Ello permite tener esperanzas en un impulso económico en 2021, que a su vez mejoraría la situación en los mercados relevantes para Roto.

La mala noticia: “Debido a los numerosos focos de crisis, en 2020 se producirá una recesión a nivel mundial.” El aviso más reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) muestra las dimensiones a partir de un solo ejemplo. Si EE.UU. y China no suprimen los aranceles mutuos, la producción económica mundial bajará en 2020 unos 700.000 millones de dólares, lo que equivale a un 0,8%. Y cuando el Instituto de Economía Alemana (IW) califica los riesgos titulándolos “Guerra comercial: al final, todos pierden”, no hay nada más que añadir. El propio Keill describió las consecuencias de forma inequívoca, en referencia a este titular: “Mercados, empresas, empleados: al final, todos sufren”.

Sin embargo, Roto quiere escapar y escapará en la medida de lo posible a la tendencia negativa generalizada. El proveedor del sector de la construcción confía con sus tres divisiones en sus propias fortalezas, la estrategia diferenciadora de beneficio para el cliente y la eficacia de los procesos rápidos, ágiles y eficientes. Gracias a todo esto, los resultados operativos han sido hasta la fecha positivos. También en 2020, ello debería traducirse en una situación positiva para la empresa. Los objetivos concretos del grupo son un ligero crecimiento de la facturación y un mayor beneficio.

Suponiendo que los mercados europeos importantes para DST quedarán más al margen de las corrientes políticas, por lo que podrán desarrollarse con más tranquilidad, Keill parte de mayores oportunidades para la división de ventanas de tejado residenciales. De ahí que se asiente en unos cimientos relativamente estables para poder mantener los “resultados favorables” de los últimos años. RPS se encuentra en una situación especial porque en este caso, el negocio se concentra en los mercados de servicios de Alemania y Suiza. El hecho de estar marcados por una demanda ciertamente constante es una ayuda para los pedidos posventa de ventanas y puertas.

Map Locations

Roto Division FTT

      Roto Division DST